Sexo en el sofá: Kamasutra en imágenes

El sofá es uno de los sitios más comunes para tener relaciones fuera de la habitación, es por ello que hoy decidimos traerte 4 posturas ideales para hacerlo en el sofá que funcionan tanto para la penetración vaginal como anal.

La Bella Durmiente

Es perfecta para animar esas tediosas tardes de sofá, en las que la televisión reproduce por quincuagésima vez ese programa aburrido de siempre. En su lugar, gírate de costado y dile sutilmente a tu pareja que separe tus glúteos y te ofrezca el placer de su compañía. Además, puedes deleitarte con lo que te apetezca porque es cómoda para el sexo vaginal y anal, e incluso para un cunnilingus (¡o un anilingus!). El único pero es que no verás su cara.

Estilo Perrito Perezoso

Sencillísima. Solo hay que elevar un poquito el trasero y fingir que estás desperezándote lentamente; simula un bostezo, estira los brazos y sube los glúteos. No tendrás que decirle nada… Si el tresillo es estrecho, una de sus rodillas siempre tiene que quedar sobre el cojín, a la altura de tus tobillos (entre tus piernas). Con el otro pie, tu pareja tiene dos opciones: puede ir al suelo o al lado de tus nalgas con la rodilla flexionada (como si estuviera pidiendo matrimonio a tu espalda, mientras agarra tus caderas). A partir de aquí, el balanceo es un movimiento natural.

La Bailarina Coqueta

¿Se puede hacer ballet sobre el sofá? Pues no, no es posible. Lo que sí se puede ser es habilidosa y coqueta. Y esta es una postura ideal para mostrar tus encantos tras esa cena con vino, que todas las parejas tienen en el salón por navidades o como plan normal del invierno. Además, es una posición muy adecuada para penes grandes, pues la profundidad de la penetración está determinada por tus movimientos. Y estos no solo son de arriba abajo, sino que puedes hacer placenteros círculos con las caderas o meneos en espiral alternando el fondo y el ancho. Casi ballet…

La Postura de Lily

Solo para mujeres que adoran la maravillosa combinación simultánea del masaje de clítoris más potente con la penetración natural del miembro viril  o el dildo (contemplamos la posibilidad de pegging) de su pareja. Es sencillamente deliciosa. Podrás tener el sexo anal y/o el coito vaginal ¡más placentero de la Historia!.

No olvides vestir sexy, recibe a tu pareja debajo de una cobija vestida con la lencería más sexy que tengas, te lo agradecerá.

Autor entrada: Miguel Ramírez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *