Cosas que no sabías del Punto G

Si hablamos de sexualidad, hay muchos mitos, creencias y hasta tabúes dando vuelta. Pero si hay algo que realmente todavía encierra mucho misterio es el famoso Punto G, ese punto del cuerpo femenino que bien estimulado puede darle a la mujer los orgamos más intensos que jamás haya sentido. A pesar de ello, muchos todavía dudan de su existencia, incluso mujeres.

Conocer más sobre el Punto G

¿Por qué G?
Nombrar a este punto de placer con la letra G es abreviar su verdadero nombre: Punto Grafenberg. Esto en reconocimiento a quien “lo descubrió”, el ginecólogo alemán Ernst Grafenberg, en los años 40.

¿Cómo encontrarlo?
El Punto G se encuentra dentro de la vagina, sobre su pared frontal o anterior, detrás del hueso púbico entre la uretra y el pubis. Para encontrarlo debes insertar tu dedo índice en la vagina; deslízalo hacia arriba; presionando sobre la pared vaginal notarás una pequeña zona más rugosa y gruesa que el tejido circundante del área.

En realidad no es un punto
El Punto G no es un punto propiamente dicho. Como te decía anteriormente, es una zona rugosa en la pared anterior de la vagina del tamaño de un guisante o arveja pero que durante la excitación sexual aumenta considerablemente de tamaño.

El máximo placer
El Punto G es una gran zona erógena de la mujer. Según los expertos, tras un juego previo placentero y una estimulación correcta de esta zona y el clítoris con posiciones sexuales específicas, se produce una fuerte excitación sexual y en consecuencia la mujer puede tener un orgasmo muy intenso. Incluso puede llegar a tener orgasmos múltiples y eyaculación femenina.

Posiciones sexuales para el Punto G
Hay posiciones sexuales específicas para estimular esta área en la mujer. Las mejores son la posición del perrito, casi todas con la mujer arriba, o incluso la clásica posición del misionero con la variante de que la mujer debe elevar un poco la pelvis para dar con el ángulo perfecto de penetración. Eso lo puedes lograr acostándote encima de almohadones.

Clítoris + Punto G
Los “detractores” del Punto G, es decir, los que no están convencidos de su existencia, aseguran que en realidad este poderoso punto femenino no es más que una extensión del clítoris. Por otro lado, se asegura que el Punto G está conectado a los nervios del clítoris.

La próstata femenina
Una teoría dice que el Punto G sería la próstata femenina. Como a las mujeres nos falta el cromosoma Y de los hombres, no se nos desarrolla la próstata de la misma manera que a ellos, resultando en esta área de placer que llamamos Punto G.

Su rol en el sexo tántrico
Quienes practican el sexo tántrico aseguran que el Punto G es el centro emocional sexual de la mujer y por eso se lo conoce como el “lugar sagrado”

Visítanos en www.tusecretosexshop.com.ve y podrás adquirir nuestros estimuladores y vibradores de Punto G.

Autor entrada: Miguel Ramírez

Miguel Ramírez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *